miércoles, 27 de mayo de 2020
Biblioteca de Silos. Ordenando

Volver un paso atrás Escuchar el texto más menos Enviar por email Imprimir

45. Los que se equivocan en el oratorio.

Humíllese allí mismo.
     1 Cuando alguien se equivoca al pronunciar un salmo, un responsorio, una antífona, o una lectura, si allí ante todos no se humilla dando satisfacción, se le aplicará un castigo mayor, 2 porque no quiso reparar con la humildad la falta cometida. 3 A los niños se les castigará por tales faltas.


« 44. La satisfacción de los excomulgados. 46. Otras faltas. »