martes, 01 de diciembre de 2020
Biblioteca de Silos. Vacía

Volver un paso atrás Escuchar el texto más menos Enviar por email Imprimir

50. Los que trabajan lejos o están de viaje.

No omitan las horas canónicas.
     1 Los hermanos que trabajan muy lejos y no pueden llegar al oratorio a las horas señaladas, 2 si el abad reconoce que es así, 3 celebren el oficio divino allí donde trabajan, arrodillándose con temor de Dios. 4 Igualmente, los que están de viaje no omitan las horas canónicas sino celébrenlas como puedan sin descuidar el cumplimiento de esta obligación. 


« 49. La cuaresma. 51. Los que no van muy lejos. »