viernes, 29 de mayo de 2020
Biblioteca de Silos. Norberto

Volver un paso atrás Escuchar el texto más menos Enviar por email Imprimir

34. Recibir lo necesario.

No se dé la murmuración.
     1 Está escrito: Se distribuía según lo que necesitaba cada uno. 2 Con esto no queremos decir que se haga, de ninguna manera, acepción de personas, sino que se atienda a las necesidades de cada uno. 3 De modo que el que necesite menos dé gracias a Dios y no se amargue. 4 Y quien necesite más no se enorgullezca por el favor que le hacen. 5 Y así todos vivirán en paz. 6 Sobre todo el mal de la murmuración no se manifieste por ningún motivo ni de palabra ni por gestos. 7 Y si alguien incurre en él, se le someterá a un castigo más severo.


« 33. La propiedad. 35. Los semaneros de cocina. »